Home » Seidor Learning Services » E-learning » ¿Director de formación o gerente de aprendizaje? La respuesta es talento.

Los departamentos de formación jugarán un papel determinante en la transformación digital de las empresas. Sin embargo, para ello tendrán que ser capaces de variar el tradicional proceso de formación y poner énfasis en un nuevo proceso de aprendizaje que todo empleado, de una forma diferente, deberá llevar a cabo en este nuevo camino. En este sentido, contar con unas estrategias y soluciones tecnológicas que midan el progreso del aprendizaje y estén orientadas a transformar las competencias de los empleados hacia el mundo digital, será a su vez una oportunidad para situar a los directores de formación en la estrategia central de desarrollo del talento de las grandes corporaciones.

Sin embargo, más allá de disponer de plataformas de formación o de gestión del conocimiento, lo importante es comprender muy bien los procesos estratégicos de negocio que van a transformarse de una forma digital, y cómo las personas tendrán que adaptarse, al tiempo que diseñamos un proceso de aprendizaje que permita proporcionar las competencias adecuadas y potenciar el talento del equipo humano.

La trazabilidad de la evolución de las personas hacia ese nuevo marco de competencias digitales será posible mediante una estrategia de aprendizaje digital, y ahí es donde los directores de formación, migrando hacia “gerentes de modelos de aprendizaje” encontrarán su gran oportunidad si son capaces de diseñar y medir, gracias a unos indicadores del progreso, la evolución de las personas hacia las competencias que buscamos.

Para hacerlo efectivo es importante establecer entornos de aprendizaje que nos permitan medir el tipo de interacciones, el consumo y grado de comprensión de los contenidos y las aportaciones singulares como soporte adicional a los indicadores de talento relacionados, por ejemplo, con la creatividad, la innovación o el grado de conocimiento de un tema concreto. Otros indicadores como el grado de relaciones que se establecen entre los miembros de una comunidad y el impacto que ello genera, pueden ser datos complementarios muy relevantes para la organización de potenciales competencias de talento en liderazgo o trabajo en equipo.

Así pues, del desarrollo de estrategias de aprendizaje supondrá una parte clave del cambio a la transformación digital desde la perspectiva de la detección y el fomento del talento si éste permite analizar mediante indicadores el comportamiento, la evolución y el impacto en el resto de la comunidad de las acciones efectuadas por parte de los empleados durante el proceso de aprendizaje.

Los que tenemos la suerte de vivir esta transformación del proceso de aprendizaje digital, no sólo en las empresas, sino en el sector educativo, tanto para universidades como para etapas pre-universitarias, estamos viendo como los sistemas educativos están cambiando mediante una innovación en el proceso de enseñanza y aprendizaje con el objetivo de generar un mayor talento competencial hacia la capacidad de adaptarse a entornos cada vez más cambiantes.

Son esos mismos expertos del sector educativo, mediante la introducción de la tecnología, los que cada vez más sitúan el foco en el proceso de aprendizaje (alumno) que – en el de enseñanza (profesor), como mecanismo que permita tener una trazabilidad del progreso en la consecución de las propias competencias. Una trazabilidad que tiene en cuenta la personalización del propio entorno del alumno en términos de contenidos, recursos y servicios de acompañamiento, y donde los indicadores y el análisis de los datos será cada vez más importante.

No va a ser diferente dicha estrategia en el mundo corporativo y ahí es donde los directores de formación de las corporaciones tienen su gran oportunidad si saben aprovechar el necesario proceso de la transformación digital y están dispuestos a ser ellos mismos los primeros en innovar en el proceso de aprendizaje mediante el uso de la tecnología.

¿Estamos dispuestos y preparados como directores de formación para asumir este reto?


Director Desarrollo de Negocio de Seidor Learning Services
Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Cataluña y Graduado por IESE en Programas de Desarrollo Directivo. Baptista trabajó sus 15 primeros años como profesional en el sector Tecnológico en diferentes multinacionales, la última en la que estuvo fue en Atos Origin como Product Manager de una solución Global de Desktop, y Business Development Manager en el área de Outsourcing gestionando grandes oportunidades en ámbito estatal y Global. Posteriormente se incorpora a UPCnet, empresa Tecnológica de la Universidad Politécnica de Cataluña especializada en Tecnologías para la educación y el aprendizaje, como Director de Desarrollo de Negocio donde pasa 5 años antes incorporarse a Seidor en Junio de 2014 para Impulsar la división Seidor Learning Services. Baptista es Presidente del Cluster Edutech, Asociación de empresas especializadas en Tecnología educativa, a la vez que es un defensor e impulsor de la Innovación a través de la relación Universidad Empresa. Twitter: @Bbborrell