Home » Consultoría » La empresa que colabora unida, permanece unida

Uno de los términos más de moda en los últimos años es el de la “colaboración social”, muy ligado a los desarrollos cloud o en la nube. Aplicado a la empresa, colaborar en la nube significa, por ejemplo, compartir con un cliente un presupuesto o los bocetos de una instalación a cualquier hora del día, nos encontremos o no en la oficina. También supone permitir que los empleados accedan a las métricas de rendimiento para saber cómo está afectando a las ventas un suceso imprevisto que se ha producido mientras están de viaje profesional.

Cuando los datos y contenidos relevantes están dispersos y desconectados entre sí, es muy difícil tomar decisiones acertadas y, sobre todo, a tiempo. Por ello, y aprovechando las ventajas de inmediatez y ubicuidad que ofrece la nube, las herramientas de colaboración reúnen todos esos datos y llevan la información allí donde esté el empleado o el cliente, a través de las aplicaciones y dispositivos que determine la empresa. Con un par de clics, se puede grabar un video demostrativo o una captura de pantalla, guardar documentos o publicar una idea, pregunta o sugerencia. Con las funciones de exploración social integradas, colegas que no se conocen pueden encontrar el contenido y conectar entre ellos.

Compartir información desde la nube con los empleados, clientes y partners facilita que todos los implicados en una negociación o proceso estén al tanto del material relevante (y de cualquier actualización o modificación que se introduzca), manteniendo, eso sí, un estricto control de permisos para visualizar y tener acceso a los datos. Se puede establecer un sistema de alertas, integrado con el calendario de Google, y también conectar a las personas y a los departamentos con las redes sociales, para interactuar con clientes y contactos profesionales en cualquier momento.

La colaboración permanente instala en la organización una cultura de confianza, agiliza el ciclo de venta y de generación de la demanda y refuerza las relaciones con los clientes. Más aún, la colaboración desde la nube consigue incluso elevar la productividad de los empleados y reduce los costes de formación, ya que la mayor parte de los recursos pasan a ser virtuales y se eliminan muchos gastos de desplazamiento y dietas.

En resumen, las ventajas de la colaboración social en la nube son:

  • Reducción de los costes de formación.
  • Optimización de procesos
  • Compartir las mejores prácticas con clientes y socios.
  • Acortar los ciclos de venta.
  • Conectar con los clientes y mejorar los niveles de satisfacción y fidelidad.
  • Aprovechar los datos de las redes sociales para dar respuestas rápidas a los clientes.
  • Planificar eficazmente con los proveedores el calendario y gestión de los suministros.

Si está buscando una herramienta de colaboración social, SuccessFactors JAM es la respuesta. JAM asocia las personas, los documentos y los comentarios para que la búsqueda de información y de expertos deje de ser una experiencia frustrante.


Responsable de soluciones HCM de Seidor.
Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Cataluña, 20 años de experiencia en implantaciones de soluciones Human Capital Management (HCM), inicialmente desarrollando aplicaciones en entorno no SAP y desde hace 15 años centrado en las soluciones que ofrece SAP en el ámbito de Recursos Humanos tanto en formato On Premise como On Demand.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>